PASTA FRESCA ARRABBIATA

¡No hay nada como una buena PASTA FRESCA! En este caso, hemos realizado unos deliciosos spaghetti con una salsa picante ARRABBIATA y aceitunas negras.

El toque de la cayena picante es al gusto por lo que os aconsejo que pongáis solo media en la salsa y probéis (mejor para no llevarse un susto).

Hacer pasta fresca me parece muy divertido, en mi caso, dispongo de una máquina especial Kitchen Aid que tiene varias formas (spaghetti, fusilli, bucatini…). Es muy sencillo, pero siempre puedes hacerlo de forma manual estirando muy bien la masa y cortando con un cuchillo. la equivalencia es de 1 huevo por cada 100g/ persona.

¿Cuál es tu pasta favorita?

INGREDIENTES (4pax):

Para la pasta fresca:

  • 500g harina de fuerza
  • 5 huevos
  • 1 cs agua (opcional)
  • Sal

Para la salsa:

  • 600g tomate triturado natural o trozos
  • 2 dientes de ajo
  • Albahaca fresca
  • 1 guindillas cayena o peperoncinos
  • 1 cs hierbas aromáticas secas (orégano, tomillo…)
  • Un poco de agua de cocción pasta
  • Pimienta
  • AOVE (aceite de oliva virgen extra)
  • Sal
  • Queso Pecorino parmesano (opcional)

PASOS:

  1. Para la pasta fresca: formar un volcán con la harina en una superficie limpia, añadir los huevos previamente batidos y la sal. Mezclar varios minutos hasta que esté bien incorporado, si está muy dura, añadir un poco de agua. Si tienes una máquina mezcladora puedes emplearla.
  2. Dejar reposar la masa envuelta en papel film unos 30 minutos en la nevera.
  3. Para la salsa: poner un chorro generoso de aceite en una cazuela a calentar, fuego medio.
  4. Picar los ajos y añadir, remover y dejar dorar ligeramente unos segundos. Añadir el tomate triturado, la sal, la pimienta, las hierbas secas, la guindilla cayena y la albahaca fresca en rama.
  5. Cocinar a fuego lento durante 30-40 minutos tapado, remover de vez en cuando.
  6. Añadir las aceitunas cortadas y dejar otros 15 mins más a fuego medio sin la tapa. Probar de sazón. Debe quedar con consistencia de tomate frito/salsa, debes ir vigilando y removiendo.
  7. Para terminar: sacar la masa de la nevera. Estirar la masa por trozos poco a poco y dejar bien fina, cortar con un cuchillo para obtener spaghettis, puedes usar la máquina y saldrán directamente cortados. Enharinar bien para que no se peguen.
  8. Poner una cazuela a hervir con agua y sal. Nunca poner aceite ya que no se mezclará bien con la salsa y hará efecto impermeable.
  9. Añadir nuestra pasta y dejar 2-3 minutos cocer, al ser fresca se hará en mucho menos tiempo que si fuera pasta seca.
  10. Guardar un vasito de agua de cocción, tendrá el almidón de la pasta y hará que la salsa emulsione perfectamente.
  11. Retirar la rama de albahaca de la salsa, habrá soltado todo su aroma.
  12. Sacar la pasta y añadir directamente a la salsa junto con el vasito de agua de cocción.
  13. Mover la cazuela en forma circular para que se mezcle e impregne toda la pasta.
  14. Servir con una buena cantidad de queso rallado por encima y ¡LISTO!

 

pastaa

¡A DISFRUTAR!

¡Anímate a probar mis recetas, haz una foto y etiquétame en Instagram o Facebook!

No olvides SUSCRIBIRTE para recibir las últimas novedades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.